Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools

Get Adobe Flash player

A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Quemaduras de Tercer Grado

¿Qué es una quemadura de tercer grado?

A las quemaduras de tercer grado también se las conocen como quemaduras de espesor total. Este tipo de quemadura destruye la capa externa de la piel (epidermis) y toda la capa que se encuentra debajo (dermis).

Anatomía de la piel
Click Image to Enlarge

¿Cuáles son las causas de las quemaduras de tercer grado?

En la mayoría de los casos, las causas de las quemaduras de tercer grado son las siguientes:

  • Los líquidos hirvientes

  • El contacto de la piel con un objeto caliente durante un período prolongado

  • Las llamas de un incendio

  • El contacto con la electricidad

  • El contacto con un producto químico

¿Cuáles son los síntomas de una quemadura de tercer grado?

A continuación, se enumeran los signos y síntomas más comunes de las quemaduras de tercer grado. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos en forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Piel seca y curtida

  • El color de la piel puede ser blanco, marrón o amarillo

  • Tumefacción

  • Ausencia de dolor debido a la destrucción de las terminaciones nerviosas

Sin la atención médica adecuada, el proceso de cicatrización de las quemaduras de tercer grado de gran extensión es lento y deficiente. Dado que la epidermis y los folículos pilosos han sido destruidos, la piel no se regenerará.

Los síntomas de las quemaduras de tercer grado pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

Tratamiento para las quemaduras de tercer grado

El tratamiento específico para una quemadura de tercer grado será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • La extensión de la quemadura

  • El lugar de la quemadura

  • La causa de la quemadura

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o tratamientos

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento para las quemaduras de tercer grado dependerá de su gravedad, la cual es determinada por el porcentaje de superficie corporal afectada. El médico de su hijo precisará cuál es la gravedad de la quemadura. El tratamiento para las quemaduras de tercer grado puede incluir:

  • limpieza y debridamiento inmediato (retiro de la piel y el tejido muerto de la zona quemada). Este procedimiento puede realizarse en una bañera especial en el hospital o a través de un procedimiento quirúrgico.

  • Líquidos que contengan electrolitos, administrados por vía endovenosa

  • Antibióticos por vía endovenosa o vía oral

  • Ungüentos o cremas antibióticas

  • Creación de un medio cálido y húmedo para la quemadura

  • Suplementos nutricionales y una dieta rica en proteínas

  • Analgésicos

  • Injerto de piel (en algunos casos, necesario para cerrar el área lesionada)

  • Reconstrucción funcional y estética

¿Qué es un injerto de piel?

Un injerto de piel es una porción de piel sana del niño que se extirpa quirúrgicamente para que cubra el área afectada. Los injertos de piel pueden ser de espesor parcial o total, y se llevan a cabo en quirófano. La quemadura cubierta con un injerto de piel se denomina zona de injerto.

¿Qué es una zona donante?

El área de donde se tomó la piel sana que será donada al área quemada se denomina zona donante. Luego del procedimiento de injerto de piel, las zonas donantes se asemejan a una rodilla despellejada o con raspones. El médico de su hijo decidirá si es necesario o no un injerto de piel. Generalmente, el injerto de piel se realiza después del debridamiento y extirpación de la piel o tejidos muertos.

Cuidado de la zona de injerto

El apósito se cambia dos días después de realizado el injerto, para permitir que la piel nueva pueda fijarse. Durante los primeros días, las zonas de injertos deben protegerse del roce o la presión.

Cuidado de la zona donante

La zona donante permanece cubierta las primeras dos semanas. La protección es necesaria e importante. Generalmente, el proceso de cicatrización de la zona donante lleva entre 10 y 14 días. Si se aplica un apósito, generalmente se lo deja hasta que se desprenda por sí solo. Luego de que el apósito se desprende, se aplica loción en la zona donante. La piel suele escamarse y parece seca.