Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools

Get Adobe Flash player

A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Insuficiencia cardíaca en niños

¿Qué es la insuficiencia cardíaca?

La insuficiencia cardíaca, también llamada insuficiencia cardíaca congestiva, es una afección en la cual el corazón no puede bombear sangre suficiente como para satisfacer las necesidades de los órganos del cuerpo. El corazón sigue bombeando, pero no de forma tan efectiva como un corazón sano. Por lo general, la insuficiencia cardíaca refleja una cardiopatía progresiva y subyacente.

¿Qué causa la insuficiencia cardíaca?

La insuficiencia cardíaca suele ocurrir en niños con cardiopatías congénitas. Otros problemas médicos que pueden causar insuficiencia cardíaca incluyen, pero no de forma exhaustiva, los siguientes:

  • agrandamiento del corazón;

  • enfermedad de las válvulas cardíacas;

  • arritmias cardíacas (latidos irregulares);

  • enfermedad pulmonar obstructiva crónica;

  • anemia (poco común en niños);

  • infección viral;

  • presión arterial alta (hipertensión);

  • hemorragia (sangrado excesivo);

  • hipertiroidismo;

  • complicaciones posoperatorias;

  • efectos secundarios de medicamentos, en especial de ciertos fármacos de quimioterapia.

¿Cómo afecta al cuerpo la insuficiencia cardíaca?

La insuficiencia cardíaca puede afectar el lado derecho, el lado izquierdo o ambos lados del corazón.

Cuando el lado derecho del corazón comienza a funcionar con menos eficiencia, no puede bombear mucha sangre hacia los vasos pulmonares. Debido a la congestión en este lado, el flujo de sangre comienza a retroceder hacia las venas. Eventualmente, se inflaman los pies, los tobillos, la parte inferior de las piernas, los párpados y el abdomen debido a la retención de líquidos.

Cuando la insuficiencia cardíaca es del lado izquierdo, el corazón no puede bombear sangre hacia todo el cuerpo de forma eficiente. La sangre comienza a retroceder hacia los vasos pulmonares, lo que hace que los pulmones se estresen. La respiración se vuelve más rápida y más difícil. Además, el cuerpo no recibe suficiente sangre para satisfacer sus necesidades, lo cual produce fatiga y problemas de crecimiento en los niños.

¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia cardíaca?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la insuficiencia cardíaca. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • inflamación visible de las piernas, los tobillos, los párpados, el rostro y, ocasionalmente, el abdomen;

  • respiración rápida anómala;

  • dificultad para respirar;

  • fatiga;

  • náuseas;

  • dormirse cuando está comiendo o estar muy cansado para comer;

  • falta de apetito;

  • aumento de peso en un periodo de tiempo corto (incluso cuando hay falta de apetito) debido, por lo general, a la retención de líquidos;

  • tos y congestión en los pulmones;

  • sudoración mientras come, juega o hace ejercicio;

  • dificultad para respirar mientras realiza actividades, en especial mientras come, camina o sube escaleras;

  • pérdida de masa muscular;

  • imposibilidad de aumentar de peso;

  • alteración de la temperatura y del color de la piel (tendencia a ponerse fría y pegajosa o sudorosa, enrojecida y caliente).

La gravedad de la afección y de los síntomas depende de cuánto de la capacidad de bombeo del corazón ha sido afectada.

Los síntomas de la insuficiencia cardíaca pueden ser similares a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la insuficiencia cardíaca?

El médico de su hijo realizará una historia clínica completa y un examen físico y hará preguntas sobre el apetito, los patrones de respiración y el nivel de energía de su hijo. Otros procedimientos de diagnóstico para la insuficiencia cardíaca pueden incluir:

  • Examen de orina y de sangre.

  • Radiografía de tórax: una prueba de diagnóstico que utiliza rayos de energía invisibles para generar imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa radiográfica.

  • Electrocardiograma (ECG): una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra los ritmos anómalos (arritmias o disritmias) y puede detectar problemas en el músculo cardíaco.

  • Ecocardiograma (eco): una prueba no invasiva que utiliza ondas sonoras para evaluar el movimiento de las cámaras y las válvulas del corazón. Las ondas sonoras del eco crean una imagen en el monitor mientras un transductor de ultrasonido se pasa sobre el corazón.

  • Cateterismo cardíaco: una prueba invasiva que introduce un pequeño catéter en el corazón desde la ingle o el brazo. Esto permite medir varias presiones dentro del corazón para ayudar en el diagnóstico de la insuficiencia cardíaca. Además, se pueden obtener biopsias del tejido del corazón para determinar la causa subyacente de la insuficiencia cardíaca.

Tratamiento de la insuficiencia cardíaca

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico para la insuficiencia cardíaca según:

  • la edad, el estado general de salud y la historia clínica de su hijo;

  • el alcance de la enfermedad;

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para el curso de la enfermedad;

  • su opinión o preferencia.

Si la insuficiencia cardíaca es causada por un defecto cardíaco congénito (presente en el nacimiento) o un problema cardíaco adquirido, como una enfermedad valvular reumática, puede ser necesaria la reparación quirúrgica del problema. Los medicamentos o los marcapasos suelen ser útiles en el tratamiento inicial de la insuficiencia cardíaca. Eventualmente, los medicamentos pueden perder su eficacia y muchos defectos cardíacos congénitos deberán ser reparados quirúrgicamente. Los medicamentos también pueden utilizarse después de la cirugía para ayudar a mejorar la función cardíaca durante el período de curación.

Los medicamentos o los marcapasos que suelen recetarse para tratar la insuficiencia cardíaca en niños pueden incluir algunos de los siguientes:

  • Digoxina: un medicamento que puede ayudar a que los latidos del corazón sean más fuertes, con un ritmo más regular.

  • Diuréticos: medicamentos que ayudan a los riñones a eliminar el exceso de fluido del cuerpo.

  • Diuréticos ahorradores de potasio: medicamentos que ayudan al cuerpo a retener el potasio, un mineral y electrolito importante que suele eliminarse cuando se toman diuréticos.

  • Inhibidores de la ACE (enzima convertidora de angiotensina): medicamentos que dilatan los vasos sanguíneos y facilitan que el corazón bombee sangre hacia el cuerpo.

  • Bloqueadores beta: medicamentos que disminuyen la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que permite que el corazón bombee con más eficiencia.

La terapia de resincronización cardíaca, o terapia con dispositivo, es un tratamiento reciente para la insuficiencia cardíaca. Esta terapia usa un tipo especial de marcapasos que marca el ritmo de ambos lados del corazón simultáneamente para coordinar las contracciones y mejorar la capacidad de bombeo.

Consulte al médico de su hijo para obtener información más específica relacionada con el tratamiento de la insuficiencia cardíaca.